Reseña: Mi Isla, Elísabet Benavent

mi-isla-elisabet-benavent-portada-1FICHA TÉCNICA
Título: Mi Isla
Autora: Elísabet Benavent
Editorial: SUMA
Año de edición: 2016
N. de páginas: 536
Temática: romántica
Precio/tipo: 16,90/tapa blanda
Valoración: 5/5

SINOPSIS

“Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes…
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza…
Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado…
Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos…
hasta que conoce a Alejandro…
y la calma da paso a una tormenta de sensaciones…
y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.

OPINIÓN PERSONAL

Si me seguís en Twitter (y si no, pues muy mal!), sabréis que leer este libro me dejó con un par de días de resacón, por decirlo de alguna manera, era totalmente incapaz de comenzar cualquier otro libro y os prometo que soy una enamorada de la autora desde este verano, pero es que con Mi Isla me ha ganado como fan para toda la vida. Seguramente sus libros sean de los que relea con el tiempo, para sentirme más o menos identificada con todas esas situaciones que se van viendo en sus libros, y con esas maravillas de protagonistas femeninas. Si hay algo que me encanta encontrarme en todos estos libros es justamente que ninguna de todas ellas (ni de ellos) es perfecto, todos sus personajes son humanos, tremendamente humanos y palpables a través de las páginas.

Entrando en materia, y centrándonos en Magdalena/Maggie y en Alejandro, os diré que no me esperaba para nada todo lo que iba a acabar sufriendo junto a estos personajes; si algo he notado en la manera de escribir de Elísabet es que siempre hay una retrospectiva a la hora de contar esa historia, entonces, ves ese desenlace, ese final acercándose, pero realmente no sabes cuanto vas a sufrirlo hasta que llega, te estalla en la cara y te pasas medio libro llorando (os prometo que no es algo bueno cuando encima estás mala, creo que me costó respirar más que en mi vida). Es un libro que empieza de una manera sencilla, con Maggie y su sencilla vida en la Isla, sus pies descalzos y ese ambiente que a mi, que personalmente he tenido la suerte de vivir en Menorca, y que soy la persona más adicta a andar descalza (menos en invierno, que me resfrío fácil), no he podido dejar de asociar. Esa calma, esa paz, el mar… en ningún momento he podido dejar de pensar en cuando acudía a algún saliente a sentarme para ver las olas chocar, o cuando con tormenta, me acercaba para verlas sobreponerse. Al mismo tiempo, como alma que busca Madrid como agua en el desierto y que vive enamorada de su incesante movimiento y de todos sus sonidos, sus silencios, sus colores (y sí, incluso sus olores), también he podido sentir en mis venas ese atractivo.

En inicio, pensé que iba a ser una historia que probablemente sería algo más relajada, oh que poco se de la vida, creo de lejos que es la historia que más me llevo conmigo (al menos por ahora). Ver como va desarrollándose todo, como se va acercando el momento de caída y ver que es inevitable también me ha hecho pensar algo más en momentos personales, que aunque no rozaron esas actitudes a mi me destrozaron igual de profundo. Sabéis que si algo no me conmueve es imposible que diga que lo ha hecho, y ha habido libros que me han conmovido justamente por acercarse a esa parte mía que aún se mantiene. Éste ha hecho todo lo contrario, ha retumbado en todas las grietas que aún estoy cubriendo y cerrando, me ha parado, me ha sentado a reflexionar y me ha ayudado a ir librándome un poquito más de todos esos pesos, porque a veces, las cosas tienen su tiempo y su lugar pero uno debe ser sobretodo capaz de entenderse y de sanarse a si mismo. Si algo me llevo de toda esta historia es justamente eso, es fácil creer que uno está bien mientras no haya nada que lo altere, que le devuelva esos vicios, esas manías, esos demonios, mantenerse cuerdo, luchar por seguir adelante aún cuando esa calma no se encuentra es lo que acabará dándonos la fuerza interna para entender que la calma la formamos nosotros, no viene de fuera. Gracias por recordarme algo tan importante en una época en la que me he acercado un poco demasiado al abismo (aún sin darme cuenta).

Podría no contaros esto, podría simplemente ahorrarme lo que este libro ha significado para mi y hablaros de como la narrativa es de lo más adictiva, de como esa pluma, esos dedos, esas teclas escriben pequeñas obras de arte, lecciones para la vida y de como son un ejemplo en varios ámbitos, pero prefiero contaros que más allá de que la organización sea la correcta, de que haya un ritmo mayor o peor (que por cierto creo que es adecuado), o de que se produzca un desarrollo en los personajes (que lo hay, y hay momentos en los que sufres porque ves también el estancamiento), más allá de todo eso, esta obra transmite como ninguna, llega al alma. Aunque supongo que también depende del momento en que os aventuréis a leerla. Personalmente, como siempre lo es todo, me toca de cerca para entender algunas actitudes de personas muy cercanas a mi (de las que no nombraré, porque eso ya es demasiado personal); y en cierta manera, extrapolando un poco fuera el TPL, me ayuda a entenderme a mi, que soy un poco Maggie y un poco Alejadro todo a la vez. Y sí, os voy a admitir esto también, he terminado llorando mientras escribía esta reseña (imaginaos hasta que punto me ha tocado).

Si queréis disfrutar de una historia que os va a hacer pasar las páginas sola, que os va a dar mucho en lo que pensar (o no, eso ya depende de cada uno), pero que seguro que os va a remover por dentro, aquí tenéis una vez más la magia de Elísabet Benavent.

Apenas quedan 10 días de año, y en será el primer aniversario de este pequeño rincón, así que sobretodo quería daros las gracias por acompañar a esta inconstante que pierde la vida por la cantidad de trabajo que le da la universidad! Gracias y mil veces gracias por compartir esta pasión conmigo, esto que significa tanto. Sigamos soñando!

Mery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s