Reseña: American Gods, Neil Gaiman

632FICHA TÉCNICA
Título: American Gods
Autor: Gaiman, Neil
Editorial: Rocabolsillo
Año de edición: 2013
N. de edición: 1ª Edición
N. de páginas: 560 páginas
Temática: ciencia ficción
Precio/tipo: 9,95€/tapa blanda (edición bolsillo)
Valoración: 3/5

SINOPSIS
“La vida en la cárcel es dura. Pero siempre queda un rayo de esperanza si sabes que, a la salida, te espera una mujer que te ama, un amigo que te quiere, un trabajo que adoras,… Todo eso es lo que quiere Sombra, que está a punto de salir de la cárcel… Pero un día le comunican que su mujer y su mejor amigo han muerto en un accidente de coche.

Entonces, contratado por un extraño anciano experto en timos y estafas que responde al nombre de Wednesday, Sombra empieza un interminable viaje a lo largo y ancho de América, perseguido por el espíritu de su esposa, en el que descubre el límite entre lo humano y lo divino, y que las reglas que rigen el mundo de los hombres no son las mismas con las que los dioses conducen el mundo.

OPINIÓN PERSONAL

Este libro, ha sido uno de esos que me ha costado amoldar a todas mis lecturas y a mis horarios. Uno de esos que empecé allá por Abril y que no he terminado hasta tres meses después. Pero he de decir, que ha valido la pena dejarlo aparcado para ahora, ha valido la pena poder dedicarle la atención que merecía mayormente en verano.

La historia que nos encontramos en este libro involucra a Sombra (o Shadow), en un mundo en el que no cree, un mundo escondido, un mundo misterioso; el mundo de los dioses. Sí, los dioses, de todas las religiones y creencias imaginables, aquellos que se encuentran en la tierra americana; el mundo de las leyendas, de los sueños, de los imposibles; las bambalinas.

Sombra, es un ex-presidiario que pierde a su mujer, y que acaba haciendo un trato con Wednesday, prácticamente sin saber quién es y a qué se está comprometiendo. Al llegar al final de toda su historia, en la que acompaña a este misterioso hombre, Sombra acaba descubriendo muchas cosas del mundo que nunca ha creído posibles.

Entre la trama de Sombra, se involucran muchos lugares particulares, muchas personas con sus diferencias y sus peculiaridades. Hay personajes femeninos que se me han hecho de lo más sensuales, otros de lo más enternecedores, y otros personajes masculinos con los que me he reído mucho, y ya hacia el final, he tenido ganas de darme contra una pared por no haber pillado ciertos juegos de palabras. (En mi beneficio, diré que ni el propio Sombra había pensado en ello).

Personalmente, me parece una historia más que digna para todos aquellos apasionados a las deidades; aparecen de todas las creencias y de todos los panteones posibles, incluso aquellos sin panteón, que se acercan a lo más terrenal tienen una representación importante en la trama. Conocerlos, ver sus interacciones, ver la diferencia que se está formando entre los nuevos y los viejos y los entresijos que todo ello supone, ha sido una maravilla.

He de decir también, que ha habido momentos en los que no entendía por qué seguía leyendo el libro, si no está pasando nada, y sin embargo, al terminarlo, aún cuando no todo acaba como quieres que acabe, acaba como tiene que acabar. Es una conexión extraña entre la paz interna del protagonista que se te contagia (o a mi se me contagió) al terminar el libro. No esperéis grandes escenas de acción, ni tampoco una rapidez pasmosa.

La perfección, lo interesante en este libro, está en los pequeños detalles, en los gestos, en las acciones y en las repercusiones de los mismos; personalmente, el panteón egipcio se lleva todos mis respetos y mi amor eterno porque sus personajes me parecen lo más maravilloso del mundo.

Crear del mundo común algo extraordinario, algo que hasta podría creerse y al mismo tiempo adentrarte en algo completamente fuera de lo común creo que es una de las grandes bazas de Neil Gaiman, esa capacidad para hacer de lo ordinario algo más y de llevarte, dentro de una historia ordinaria a imágenes mentales que se alejan de cualquier sentido común. No recuerdo todos los momentos del libro, porque es muy denso, pero se quedará conmigo esa sensación de final que el mismo transmite.

No se si regresaré a él en un futuro, no se si me dará la vena y lo convertiré en una lectura que repita, pero por ahora, es una lectura que os recomiendo, sobretodo si no buscáis algo demasiado rápido, y bastante cargado de dobles sentidos, de entresijos y bastante denso (sí, eso puede llegar a ser un problema) y repleto de detalles, éste es vuestro libro. Los dioses os esperan en el centro.

¿Habéis tenido la oportunidad de leer algo más de Gaiman? Yo leí el océano al final del camino y me enamoró. ¿Qué os parece el autor? ¿Y este libro? 

Ha pasado más de una semana desde la última vez que estuve aquí, y me gustaría explicaros que ahora las entradas van a ser semanales, vamos a darle un poco de aire y relajación tanto a mi cabeza como a las vuestras, que por algo es verano (al igual un día necesito sí o sí compartir algún pensamiento, y entonces ocurrirá, pero por ahora, volvemos al semanal). La sección de los lunes se mantiene hasta septiembre (que es cuando se me acaban las entradas).

Un beso enorme, no os olvidéis de seguir soñando y de alcanzar vuestros objetivos. Hasta el jueves que viene!!!

Mery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s