Miércoles RANDOM #2: ¡Booktag!

¡Hey! ¿Qué tal vais llevando el inicio del verano? Esta semana me he decantado por reciclar lo que iba a ser una sección aparte para dedicarla a ser algo esporádico dentro de estos miércoles random que van a tener un poco de todito.

En este caso, me he decantado por uno de los book tags que he encontrado en el blog Butterfly Kisses. Se trata ni más ni menos de un tag que seguramente ya está más que obsoleto pero que me apetecía traeros; el tag de las enfermedades de los libros.

En este tag voy a ir presentándoos un total de 9 enfermedades que relacionaré con diferentes libros porque los síntomas pueden asemejarse a lo que experimentamos al leerlos.

diabetesEleanor & Park. Este libro, cuando lo leí el año pasado; fue una de las revelaciones de la autora, Rainbow Rowell. Aunque Fangirl me había gustado mucho, Eleanor y Park se llevó todo mi corazón (soy una moñas por excelencia y nacimiento), y este libro hizo que me sintiese altamente identificada con la protagonista. Su historia me parece de lo más tierna (aunque no tenga giros inesperados o tensiones) siempre he considerado que hay que saber también llegar a contar historias sencillas.

varicela

Ugly Love. Aunque posiblemente ahora esté a las puertas de añadir otro, o aunque pudiese haberme decantado por Seeker, que al final tuvo algo de interesante; éste libro sigue a día de hoy marcándome para no acercarme a nada de Colleen Hoover (aunque en esta semana empiezo Tal vez mañana, a ver si así se me quitan las manías). Es una tontería, posiblemente algo tan personal y tan intransferible como que no llegó a llegarme dentro de ninguna manera, me dejó destemplada y maldiciendo, fue un libro que tuvo tantas partes que no querría volver a ver que por eso se encuentra en esta lista.

influenza

Arena Roja. Aunque aún no he tenido tiempo para dedicarle mis horas a este libro, no puedo más que verlo por todo mi feed tanto de twitter como en los blogs que sigo (así que supongo que puede aceptarse dentro de este lugar).

cinetosis

Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja. Este libro, aunque lo leí en un lapso breve de tiempo y no hace mucho, consiguió trasladarme a ese siglo XIX donde se sitúa, a esos inicios del mismo en 1823 (no olvidemos que últimamente también estoy muy obsesionada con las fechas que rondan el 1800).

elciclo

Los Misérables. Es una de esas manías que he cogido últimamente, en realidad antes se podía considerar a Harry Potter en este lugar, pero ahora, Les Mis se llevan mi dedicatoria anual casi porque no puedo evitarlo (además, este año me toca estrenar y anotar y devorar la versión física que me regaló mi querida Marina).

amnesia

Zafiro. Seguramente había pasado bastante desde que lo leí y ni lo recordaba cuando mi amiga Aina me lo recomendó; es más, tardé como hasta la mitad del libro en darme cuenta de que ya lo había leído! Sí, así como lo leéis… la mitad del libro! Y todo porque una escena concreta iluminó mi pequeña cabecita que cada día tiene menos neuronas y me dijo: ¡Oye! Que tu esto ya lo has leído antes… tampoco importó demasiado porque finalmente terminé leyendo toda la saga.

asma

Rompiendo las reglas. Si tengo que elegir, sobretodo por la tensión en la que me tiene ahora mismo, éste es el ganador. Aunque me veía venir lo que ha acabado pasando, no me lo veía venir desde el principio, ni mucho menos, es más, hasta un capítulo antes, o incluso un par de páginas antes no empecé realmente a sospechar; todo pasa tan de golpe que te quedas casi sin tiempo a boquear en busca de aire por la impresión y pierdes el corazón a medida que avanzas.

insomnio

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. De esto si que hace años y lo demás son tonterías; creo que aquí fue realmente el primer momento en que yo me convertí en el monstruo devora-libros que soy ahora mismo. Aquí, comenzó toda la obsesión con leer de una sentada cualquier libro que me encantase (y luego, se extendió con Brisingr o con Memorias de Idhún).

desnutrición

Buscaré el océano. En este caso final, os dejo con un libro que se llevó todas mis ganas de leer durante una temporada. Era un libro que en la sinopsis hasta prometía unas maravillas que no llegó a cumplir; me creé muy buenas expectativas, porque además venía de leer The Guiver, y estaba muy emocionada con este tipo de lecturas y sin embargo, no me pude llevar peor chasco. En realidad, no se por qué aún lo conservo en la estantería… pero es de esos libros que le falta de todo por todas partes.

Y hasta aquí, el tag de esta semana!! *redoble de tambores y aplausos varios*

Este tipos de entradas van a ser para darme a conocer un poco más y para mostraros partes de mi de una manera algo más distendida. Espero que las disfrutéis! Un besazo!

Mery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s